Imprimir
Disminuir texto
Aumentar texto
 
Después del ruido…
Cómo explicarte
03/03/2017 | Por Mario Abel

Entre el discurso en la apertura de sesiones ordinarias de la Legislatura que realizó este miércoles primero de marzo el gobernador, Alberto Weretilneck, y la propuesta salarial efectuada este viernes al gremio UNTER, emerge la imagen de un Poder Ejecutivo desbordado por una crisis económica, atado de pies y manos al gobierno nacional, y con luces rojas respecto al proceso electoral que deberá enfrentar cuando se elijan dos diputados nacionales en octubre próximo.

Colocándose en su habitual pose de narrador o relator de las vicisitudes de la provincia que gobierna desde inicios del 2012 cuando las explicaciones apremian, Weretilneck hizo hincapié en su paso por la Legislatura en resaltar que sí él “déficit” de 3200 millones de pesos del año pasado, atribuido por completo a las variables macroeconómicas nacionales, se vuelve a repetir, “sería sí entrar a un camino sin retorno”.

Trasladarle toda la responsabilidad política del déficit del año pasado en Río Negro, al mismo gobierno nacional con que él quiso destacar la “relación” existente, es una manera de quitarse del medio y al mismo tiempo cerrar cualquier mirada hacia atrás. En 2015 el déficit fue de casi mil millones de pesos. Lo interesante, dado el transitar del año electoral, es observar como Weretilneck en la provincia busca desmarcarse del mismo Mauricio Macri con el que viajó a España la semana pasada.

Después de haber ratificado en la Legislatura que los aumentos salariales no superarían este año el 17 por ciento, y cuando hasta UPCN terminó también rechazando ese porcentaje, en la paritaria docente con la UNTER, las autoridades terminaron ofreciendo un incremento del 14 por ciento, a aplicarse en dos etapas, y sin retroactividad a los meses de enero y febrero.

La propuesta cayó en la UNTER, así como el adicional por “materiales” que financia el Estado nacional y que ascenderá a 100 pesos, como una lluvia de granizo. Ya ni siquiera se trata de un 17 por ciento, muy lejano al 35 por ciento que reclama el gremio, pero acorde a la palabra pública sostenida por el gobernador en su discurso transmitido el miércoles por la mañana en cadena a toda la provincia.

Por lo pronto el lunes, en la primera jornada de una huelga nacional de dos lanzada por la CTERA y a la que adhirió ATE, no comenzarán las clases. Además el gremio que lidera Rodolfo Aguiar, instalará piquetes en siete puntos de la provincia, en un abierto desafío al gobierno provincial.

Esta semana Weretilneck y el vicegobernador, Pedro Pesatti, mantuvieron una reunión con el bloque de legisladores que preside Alejandro Palmieri. Además de la propia situación parlamentaria, donde aparece en primera fila la cuestión del Plan Castello y el endeudamiento solicitado por 500 millones de dólares, se trató cómo Juntos enfrentará el periplo a las elecciones legislativas nacionales, que tiene una parada previa en las PASO.

Después de que el gobernador dejara en claro que para el oficialismo las elecciones legislativas aparecen como sumamente difíciles y complejas, el vicegobernador ensayó un “igual vamos a ganar”, y recordó ya en un plano más pesimista que “los radicales las perdían y después ganaban” en los comicios provinciales. “Sí, pero los radicales no llevaban de candidato al vicegobernador”, le respondió Weretilneck a Pesatti, y le enfatizó que una derrota significaría poner al gobierno provincial en un escenario sumamente complejo. “Nos llevan puestos”, ensayó como hipótesis.

La problemática electoral radica en este 2017 para Juntos, independientemente de quién sea el candidato, en que aún faltan más de siete meses para las elecciones legislativas nacionales y ya existe un creciente grado de polarización entre el voto contra y pro Mauricio Macri y Cambiemos. Todo se complejiza aún más, cuando el presidente en Río Negro cosecha un rechazo que ya supera cómodamente el 50 por ciento, y no hay espacio para el eslogan “ni oficialismo ni oposición”. Además sí finalmente la senadora, Magdalena Odarda, decide ser candidata a diputada nacional (con el sello que sea), el oficialismo rionegrino tendrá una competencia más en el sector que, al menos de palabra, se muestra fuera de la dicotomía contra y pro.






© 2009 | CORREO DE LA COMARCA | Todos los derechos reservados Introsite - Diseño y Desarrollo web