Imprimir
Disminuir texto
Aumentar texto
 
Después del ruido…
Cuando la crisis aprieta
05/05/2017 | Por Mario Abel

En tiempo de descuento, literalmente, el gobierno nacional recepcionó el mensaje de que la crisis frutícola en el Alto Valle de Río Negro y Neuquén es una bomba de tiempo, y de que si no se toman medidas muy rápidamente el panorama de pequeños y medianos productores agobiados hasta la asfixia y trabajadores despedidos de varias plantas de empaque, será más benévolo que la estampida que se podría producir de forma más general. También, con esta coyuntura de supervivencia, se vuelve entendible el retroceso en los volúmenes de producción de fruta respecto a Chile y el impacto que tiene en las exportaciones.

La foto del presidente, Mauricio Macri, con productores encabezados por el titular de la Federación, Sebastián Hernández, simplifica las explicaciones respecto hasta donde escaló la situación frutícola de la región. En un año electoral como este, y frente a la propia proximidad de lo que se denomina “productores” con Cambiemos, el gobierno nacional tuvo que exponer un compromiso, que no existió hasta ahora, de que intervendrá en la crisis de la fruticultura.

Hasta el momento, y entendiendo que la fruticultura es la principal actividad económica de Río Negro, el gobernador, Alberto Weretilneck, ha logrado que las esquirlas de la crisis no le impacten de lleno. Defendió el pedido de renuncia del ministro de Agricultura, Alberto Diomedi, que formuló la Federación y la mantuvo en su puesto. La responsabilidad, con el envío de medidas para armar un “plan”, fue transferida al gobierno nacional, en quien depositó la provincia el manejo “político”.

Sí no logra frenar la caída o no se recrea la actividad del complejo frutícola, el resto de lo que el gobierno nacional pueda exhibir como “logros de gestión” en Río Negro quedan eclipsados por la centralidad de la actividad, que además se desarrolla mayoritariamente en la región más poblada de la provincia. Cambiemos enfrenta una difícil disyuntiva en la provincia, como sucede en el resto de la región Patagónica, respecto al impacto que han tenido las políticas económicas del gobierno nacional. Cuando a la marcha de la economía en Río Negro, se le endosa el accionar de la alianza y su nunca resuelta cuestión interna, no da un buen combo a la hora de enfrentar las urnas este año.


………………………………………………….

En esta coyuntura de problemas económicos en la provincia, con su correlato con la pérdida de empleo y con el incremento de la pobreza como quedo demostrado en Viedma según reveló el propio INDEC en su última publicación, la salud financiera no solo que no es mejor sino que muestra signos realmente preocupantes.

Según se dio a conocer en un relevamiento publicado por el diario La Nación realizado por la consultora Economía y Regiones, Río Negro es la segunda provincia del país detrás de Tierra del Fuego, que mayor porcentaje de su presupuesto, 65,3 por ciento, destina al pago de salarios. También se advierte que para hacer frente a los recientes aumentos salariales debería mejorar un 299,7 por ciento su recaudación propia. Con el desajustado (a la baja) envío de fondos coparticipables, asimilado sin pestañar por el gobierno provincial, el panorama próximo aparece con nubarrones cuanto menos. Los porcentajes del gasto en personal del total presupuestado que vuelca en salarios la provincia son igualados por Chubut, y encuentran a Neuquén un poco por debajo, con el 63,2 por ciento.

La cuestión respecto del aumento de la planta de empleados públicos, que dio a conocer el diario Río Negro, acompaña el panorama del problema fiscal general, pero pierde “humanidad” cuando se lo contrasta, por caso, con la situación en los hospitales. Con una política de recortes en marcha sobre horas extras y guardia, el mismo Estado que inaugura un tomógrafo largamente esperado, quita servicios de atención como sucede mayoritariamente en la región del Alto Valle.

En su discurso de apertura de sesiones ordinarias de la Legislatura, este primer de marzo, el gobernador afirmó cuando se refirió al déficit de 3200 millones registrado en 2016, que su perduración en el tiempo podía llegar a volverlo “estructural”. Incluso, planteó puntualmente, que “se corre el peligro” de persistir semejantes desbarajustes que se llegue a una situación insostenible. La cancelación de la primera cuota del aguinaldo de los empleados públicos a mediados de año, y el cumplimiento de los aumentos salariales, pondrán a prueba la marcha del gobierno de Weretilneck.



………………………………………………….


En el Frente para la Victoria enfrentará elecciones PASO para dirimir la primera candidatura a diputado nacional, después de que el legislador, Mario Sabbatella, definiera enfrentar en las urnas a María Emilia Soria, quien concita la mayor aprobación en la dirigencia del PJ rionegrino. La definición de Sabbatella genera un escenario interno en el FpV poco creíble hasta hace algún tiempo atrás, y su desarrollo es por ahora todo un enigma, aunque el legislador enfatizó que debe primar el espíritu de respeto a partir de la pertenencia al mismo espacio político.

La consistencia de una candidatura, nunca es la misma cuando se determina entre cuatro paredes a que cuando emerge de un proceso electoral interno. ME Soria aparece como clara favorita y la decisión del legislador, Javier Iud, de no ir como candidato en segundo lugar y sugerir que ese lugar lo ocupe un intendente, que por la cuestión de cupo debe ser hombre, pone en primer lugar en la fila el intendente de SAO, Luis Ojeda.

El bloque legislativo del FpV ha mantenido el tratamiento del plan Castello con interlocutores gubernamentales, haciendo equilibrio entre que se cumplan los requerimientos hechos y que no aparecer como “responsables” en última instancia de la aprobación de un endeudamiento de alrededor de 550 millones de dólares.









En una planta de empaque en Cipolletti durante la campaña a las PASO en 2015

© 2009 | CORREO DE LA COMARCA | Todos los derechos reservados Introsite - Diseño y Desarrollo web