Imprimir
Disminuir texto
Aumentar texto
 
Después del ruido...
La radioactividad judicial
09/06/2017 | Por Mario Abel

En la misma semana en que el Consejo de la Magistratura, por una mayoría compuesta de legisladores de Juntos somos Río Negro y representantes del Colegio de Abogados de Viedma, asalariados del Estado, eyectaron de su cargo e inhabilitaron por cinco años al ahora ex juez de instrucción penal de la ciudad, Favio Igoldi; en la otra punta de la provincia la jueza de Cipolletti, Sonia Martín, dictó una cobarde "falta de mérito" al ex legislador oficialista y dirigente del gremio de la Fruta, Rubén López, y a un ex futbolista boquenese, Luis Abramovich.

Igoldi a diferencia de Martín, fue un juez que se caracterizó por incomodar (seguramente con errores y sobreactuación), al poder político en sentido general. Realza su papel, haber sido triturado por una entente portadora de pecheras fluorescentes, de la cual incluso se excluyó el ex representante legal del municipio de Cipolletti durante el mando de Alberto Weretilneck, y actual presidente del Superior Tribunal de Justicia, Ricardo Apcarian.

La falta de mérito, es una medida que habitualmente dictan aquellos jueces que tienen en sus manos causas que queman, y que carecen de la suficiente "independencia" del poder político. En sentido jurídico, la falta de mérito, significa que no existen pruebas ni para procesar ni para desligar por completo a alguien de una causa. La inmensa mayoría de las veces que se dicta una falta de mérito, es una manera de salir del paso, ante la imposibilidad de dictaminar una absolución o un procesamiento. En el caso de Ruben López, apañado hasta hace menos de tres meses por el gobierno de AW con subsidios para su gremio, la falta de mérito equivale a una puerta abierta a la impunidad. Después del procesamiento por "abuso sexual", con el que fue echado de la Legislatura, esta falta de mérito es salvavidas al recolector de "afiliaciones".

El fallo de la jueza Martín forma parte de un museo de polémicas medidas, entre las que se destacan la impunidad absoluta por el atentado con una bomba colocada en la casilla de gas en la sede del municipio de Cipolletti en el gobierno de AW, hecho en el cual perdió la vida un trabajador muicipal de apellido Maciel y que levantó la mochila que contenía el explosivo mientras barría la vereda; la no investigación de la vinculación policial en la supuesta trata de personas que vinculaban a efectios policiales en el caso Otoño Uriarte, en el cual esta semana el STJ revocó los sobresimientos dictados a los acusados del crimen; y de haber caratulado como muerte natural, una paliza recibida por un joven detenido en una comisaría deCipolletti, que habría muerto de un golpe en la cabeza. La diferencia entre Igoldi y Martín, no es su actuación como jueces, sino su posicionamiento respecto a causas que "preocupan" al poder político. Como sí se tratara de fútbol, cuando el penal lo comete un jugador de un equipo grande se aplica el famoso "siga, siga", cuando la falta la comete el de un club chico, sale la roja.

................................................

El proyecto de construcción de una central nuclear en la zona Atlántica de la provincia, como se anticipó en la última entrega de este espacio de reflexión, tuvo para quienes no encontraban un punto de coincidencia para "oponerse", el paraguas protector de la Iglesia Católica.

Una Catedral casi llena en Viedma, descolocó al gobierno de AW, que se sorprendió por la fuerte apuesta de la jerarquía eclesiástica local. Hace menos de un año atrás por iniciativa del mismo vicegobernador que tira espuma por la boca contra el cura, Luis García, en la explanada de la Catedral se presentó Vox Dei para representar la obra "La Biblia", donde entre otras cosas, se sostiene que a veces es ojo por ojo.
Una cosa es el atraso en el cronograma salarial y otra, transformar el ejido de Viedma en Sprigsfield, al menos así lo interpretaron peronistas, izquierdistas, ambientalistas, indigenistas, y conservadores de pura cepa. Todos, unidos por el espanto, se preparan para resistir un proyecto que amenaza con trastocar su "lugar en el mundo".

................................................

A fines de marzo en este espacio de reflexión (Ver, "Cuando un tablero no alcanza"), se informó que el gobierno provincial para cerrar las negociaciones salariales con UPCN acordó con su secretario general, Juan Carlos Scalesi, que cuando llegara la renovación de las autoridades de la Defensoría del Pueblo, la actual segunda del organismo, Adriana Santagati, tendría el voto prioritario del bloque oficialista para que pueda acceder a ocupar el lugar que actualmente ocupa Nadina Díaz. El oficialismo ya cuenta como un hecho el ascenso de Santagati, una persona de bajo perfil, al cargo de Defensora del Pueblo de Río Negro, que estaría acopampañada en la elección del jueves 15 de junio por César Domínguez, al que sostiene cinco votos del FpV. Se completarían los dos tercios, necesarios, con el voto del bloque unipersonal que desde el radicalismo Junto siempore voto a favor del oficialismo y que integra Soraya Yahuar, hermana de la intendente de Los Menucos, Mabel.






© 2009 | CORREO DE LA COMARCA | Todos los derechos reservados Introsite - Diseño y Desarrollo web