Imprimir
Disminuir texto
Aumentar texto
 
Después del ruido…
Weretilneck se construyó su propio desastre nuclear
04/08/2017 | Por Mario Abel

El mensaje del gobernador, Alberto Weretilneck, anunciando el martes que no se construirá a partir de enero del 2020 una central nuclear en el “ejido de Viedma”, es la conclusión de un gran disparate que comenzó cuando lanzó desde China y asociado al presidente, Mauricio Macri, sin ningún trabajo previo de “sensibilización” ni “sondeo” alguno, semejante proyecto en un año electoral.

Con el correr de los días todo lo vinculado con la central nuclear se fue revelando como un cóctel de improvisación manifiesta y aventurerismo militante, que lleva el sello indisimulablemente del gobernador, quien siempre tuvo un manejo absolutamente personalista del poder, y que se traduce en la básica muestra de que todo depende de “el”, como puede observarse en la campaña electoral en ciernes.

Lejos de aplacar la ola radioactiva que desató en Viedma con el anuncio de que no se construirá la central nuclear por estas tierras, Weretilneck envalentonó a los otrora “jubilados de privilegio” que se vienen movilizando desde el inicio de todo el proceso, y que por su propia boca se transformaron en representativos de la “gran mayoría de la comunidad”. La rabieta del vicegobernador, Pedro pesatti, con algunos de los movilizados terminó por limar aún más al oficialismo.

La asamblea no nuclear de Viedma, construida en torno a la Iglesia Católica (que se ha transformado y la ha transformado el propio gobierno con su torpeza, en un “actor político”), terminó por generar el próximo miércoles una jornada nacional de oposición al proyecto de Macri que Weretilneck asumió como propio, e intentó usa como caballito de batalla electoral. La movilización ya es un 9-A, diseminada por el país y la provincia.

El rechazo al proyecto nuclear es generalizado, y la tardía marcha atrás en Viedma, es absolutamente entendible. Un sondeo encargado por el municipio de San Antonio Oeste, reveló que el 80 por ciento se opone a rajatabla, y en el restante 20 por ciento, lo que aparece son indefiniciones surgidas de las dudas que genera la falta de información básica, estrategia nacional y provincial nada casual sino bien causal.
De ahí que la legisladora María Liliana Gemignani, se lanzara con su oposición al proyecto, y de paso se cobrara factura por la muerte de la municipalización de Las Grutas. “En Viedma es algo similar a SAO”, reconoció en el espacio radial al cronista la también legisladora oficialista, Roxana Fernández, sobre el rechazo. Por estas tierras el “no a la central nuclear” llega al 75 por ciento, y el porcentaje restante al igual que en SAO, se origina en dudas provenientes en la falta de información, a excepción de funcionarios del oficialismo locales, un ex legislador/sindicalista y dos dirigentes gremiales (que desde el martes hacen catarsis en Facebook y frente a todo micrófono que se les pone adelante)

………………………………………………

La traducción electoral en Viedma de la crisis nuclear, en primer término, es que Juntos somos Río Negro pasó del favoritismo a disputar tener que remarla en el dulce de leche. En segundo lugar, también complicó la situación en Conesa, donde el miércoles Pedro Pesatti y el secretario General de la Gobernación, Matías Rulli, tuvieron que poner la mejor cara de poker para hacer frente a una protesta face to face. Ese hecho, casi por seguro, dio por concluido en Viedma, Conesa, y también seguramente en SAO, los actos estrictamente de campaña. Todo, se terminaría reduciendo a eventos oficiales, donde se exhibirá al candidato, Fabián Gatti, violando la ley electoral, como sucedió en El Bolsón. El acarreo del acto de Bariloche, como en las mejores épocas del radicalismo gobernante, revela que el oficialismo necesita sí o sí fortalecerse en esa ciudad, frente a las dudas existentes en Cipolletti, la ciudad que el gobernador puso como objetivo recuperar pensando en el 2019.

………………………………………………..

En el Frente para la Victoria descreen del supuesto empate que ventila el oficialismo a nivel provincial, y el vuelco decididamente militante del pichettismo en el tramo final de la campaña, abona el optimismo que reina con María Emilia Soria como primera pre candidata a diputada nacional. En Viedma fue notorio, con la presencia del propio Juan Manuel Pichetto, pero más revelador fue el “acto” que organizó en Campo Grande el ex intendente y actual legislador, Ariel Rivero.

………………………………………………..

La senadora y pre candidata a diputada nacional de la CC/ARI, Magdalena Odarda, busca meterse en la pelea arriba a partir de la crisis nuclear en Viedma. Necesita repetir muy buenas elecciones como las del 2009 en Bariloche (donde ganó, algo hoy improbable), Cipolletti (donde también obtuvo el primer lugar), y obtener un sólido segundo puesto en General Roca (lugar donde en principio se encontraría Juntos).

………………………………………………..

En Cambiemos, un Titanic donde los intendentes como Mabel Yahuar (Los Menucos) y Hugo Funes (Chimpay) dijeron adiós y se fueron con el gobernador y su candidato, la conducción de la UCR no puede asumir el golpe públicamente todavía. El PRO no puede terminar de digerir el escándalo que se desató en Allen, como sí para el diputado Sergio Wisky, el método Daniel Sartor, fuera un descubrimiento reciente. Parece que la única que tiene en claro adónde está parada es la pre candidata a diputada nacional, Lorena Matzen, que asume con total realismo que la pelea en las PASO es por el tercer puesto. Tiene, todos los eggs, de los que carecen los que impulsaron su pre candidatura.







© 2009 | CORREO DE LA COMARCA | Todos los derechos reservados Introsite - Diseño y Desarrollo web