Imprimir
Disminuir texto
Aumentar texto
 
Más de dos mil personas
Multitudinario rechazo en Viedma al proyecto de la central nuclear
09/08/2017 | En la movilización predominó el color amarillo, que designa a lo nuclear, gente se disfrazó con supuestos trajes anti radiación, máscaras, y grupos provenientes de San Antonio Oeste, Sierra Grande y Conesa, referenciaban la procedencia de origen de algunas de las columnas, también de ciudades de la vecina provincia de Chubut. El verde, que identifica a ATE, era el color que se mezclaba con el mayoritario amarillo, lo que daba un tono cuasi brasilero. El referente más visible de la Asamblea No Nuclear de Viedma, el sacerdote católico, Luis García, en declaraciones a la prensa se manifestó particularmente crítico con la titular del área de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la provincia, Dina Migani, que desde que comenzó todo el proceso con el anuncia del gobernador, Alberto Weretilneck desde China, no dijo una sola palabra.

Más de dos mil personas, llegadas desde la provincia de Chubut y de localidades vecinas, se movilizaron por las calles de Viedma, en rechazo al proyecto de construir a partir de enero de 2020 una central nuclear en la región Atlántica de Río Negro.

Desde la mañana del miércoles, día elegido para la movilización al cumplirse 72 años de que la fuerza aérea de los EEUU arrojara la segunda bomba atómica sobre la ciudad japonesa de Nagasaki, las actividades comenzaron con la entrega de flores no nucleares en la puerta de la Casa de Gobierno.

La concentración para la movilización comenzó a las 15,30 en plaza Alsina, frente a la Catedral, desde donde se armó la columna, que lentamente a partir de las 17 se dirigió, en primer término, a la sede del organismo de Minería, y luego, a la Residencia de los Gobernadores, en avenida 25 de Mayo. Luego sería el turno de plaza San Martín, y el paso por la Casa de Gobierno, que al igual que la sede del Municipio, y otros organismos, contaba con una importante presencia policial.

En la movilización predominó el color amarillo, que designa a lo nuclear, gente se disfrazó con supuestos trajes anti radiación, máscaras, y grupos provenientes de San Antonio Oeste, Sierra Grande y Conesa, referenciaban la procedencia de origen de algunas de las columnas, también de ciudades de la vecina provincia de Chubut. El verde, que identifica a ATE, era el color que se mezclaba con el mayoritario amarillo, lo que daba un tono cuasi brasilero, como sí se tratara de un festejo futbolístico en el país vecino o una de las marchas de los opositores que piden la renuncia del presidente, votado por el Congreso, Michel Temer.

El referente más visible de la Asamblea No Nuclear de Viedma, el sacerdote católico, Luis García, en declaraciones a la prensa se manifestó particularmente crítico con la titular del área de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la provincia, Dina Migani, que desde que comenzó todo el proceso con el anuncia del gobernador, Alberto Weretilneck desde China, no dijo una sola palabra. También planteó que debe continuarse con la “lucha” contra la instalación de la central nuclear, y confirmó que la próxima marcha se realizará en Sierra Grande, lugar donde el gobernador expresó en Roca que se elegirá para desarrollar el emprendimiento atómico.






© 2009 | CORREO DE LA COMARCA | Todos los derechos reservados Introsite - Diseño y Desarrollo web