Imprimir
Disminuir texto
Aumentar texto
 
Después del ruido…
El gran debut
19/08/2017 | Por Mario Abel

El 13 de agosto los candidatos del Frente para la Victoria se impusieron en Río Negro de forma contundente en las elecciones PASO, al alcanzar el primer puesto con el 41,27 por ciento de los sufragios (154.090), doblando y con un saldo de tres puntos a su favor todavía, al segundo y al tercero, Cambiemos y Juntos.

María Emilia Soria, confirmó su continuidad, y el segundo en la boleta, Ramón Chiocconi, quedó a un paso de ingresar como diputado nacional a partir del diez de diciembre próximo. Los candidatos del FpV se impusieron en Bariloche, General Roca, Cipolletti (ciudad del gobernador y el candidato de Juntos), Viedma y Villa Regina. También en los circuitos de San Antonio Oeste, el Valle Medio (con la excepción de Luis Beltrán y Pomona-propios), en localidades de la línea Sur, El Bolsón, sexta ciudad de la provincia. El Alto Valle, en su totalidad, aglutinó la mitad del voto de la lista encabezada por Soria.

El FpV terminó consiguiendo un triunfo categórico, porque supo interpretar el clima mayoritariamente hostil al gobierno nacional, con un presidente (Mauricio Macri) que tiene alrededor de un 70 por ciento de imagen negativa, y oponerse en lo sustancial al gobierno provincial. También la propia campaña, larga, que comenzó en marzo pasado ME Soria, hasta que terminó conformándose la dupla con Chicconi en junio, y se completó el resto de la lista con concejales de San Antonio Oeste (Ayelen Spósito) y Choele Choel (Sebastián Altamiranda), jugo su papel en el proceso electoral. La candidata principal, instalada a partir del conocimiento que tenía en la sociedad, por su papel en Diputados desde diciembre del 2013, fue otro ingrediente.

Estas PASO terminaron instalando al intendente de General Roca y presidente del PJ de la provincia, Martín Soria, como un dirigente provincial de peso, y con fundadas razones para pelear por acceder a la gobernación en 2019. Si bien las elecciones legislativas nacionales y las elecciones por cargos provinciales no son exactamente comparables, sí el amplio triunfo de ME Soria mostró que el FpV es la opción opositora en Río Negro que puede realmente puede acceder al gobierno.

La renovación que condujo Soria, se mostró altamente eficiente, y el electorado terminó avalando también el sesgo crítico y opositor, algo que repercutirá inmediatamente en la Legislatura de la provincia. Para cualquier legislador del FpV, no será lo mismo desde el domingo pasado votar con el gobierno provincial. La decisión de oponerse a la construcción de la central nuclear, también es otro mérito, ya que ni puede irse en contra de la decisión mayoritaria del pueblo. En la zona Este el FpV capitalizó incluso parte de ese descontento, como sucedió en Viedma, al margen de San Antonio Oeste y Conesa (municipios propios), donde las victorias fueron muy holgadas. Que en el circuito Valle Inferior, Magdalena Odarda, de la CC/ARI, se ubicara segunda, ubica claramente como el tema nuclear terminó jugando en los resultados.

También hacia el interior del FpV y fundamentalmente del PJ, las PASO se encargaron de aclarar cuestiones políticas que de otra manera no se podrían haber dilucidado. Los legisladores referenciados con el pichettismo, como Alejandro Marinao, Ariel Rivero, y Javier Iud, mostraron en sus ciudades, al igual que sus intendentes, el papel de peso que juegan. En Bariloche la ausencia completa en la campaña de la senadora, Silvina García Larraburu, paso completamente desapercibida en las urnas. En Luis Beltrán, donde el FpV liderado por el diputado, Martín Doñate, venía arrasando, llegando a la intendencia con Pablo Delgado, la derrota fue algo que no pasa desapercibido. La ruptura del legislador, Mario Sabbatella, cuando fue un fallo judicial federal que le terminó dándole la razón a la Junta Electoral del FpV, fue la muestra más cabal de cómo se observó la realidad desde junio de 2015. Sin el legislador, el FpV ganó en Viedma. En el Valle Inferior, el comisionado de Fomento de San Javier, Javier Garavaglia, que se fue a Juntos, es otro que se auto excluyó del triunfo en las PASO del 13 de agosto.

La dura derrota en las elecciones provincialesdel 2015, luego de las PASO del domingo anterior, es una herida que comenzó a cicatrizarse en el FpV/PJ.

……………………………………………………………..

El casi 74 por ciento de concurrencia a las urnas en la provincia el último domingo, sumado a que se clasificaron para octubre las siete listas que se presentaron, vuelven sumamente exigente las elecciones legislativas de octubre, ya que no es mucho más el porcentaje de personas que concurrirán a votar y porque no hay votos sueltos como en otros distritos del país en los cuales enfocarse de forma inmediata.

……………………………………………………………..

El segundo lugar que ocupó Cambiemos en las PASO, con Lorena Matzen alcanzando el 19,54 por ciento de los votos (72.969, fue una sorpresa, fundamentalmente porque el oficialismo nacional venció al provincial, Juntos somos Río Negro, que con Fabián Gatti encabezando la lista, llegó al 18,48 por ciento de los sufragios (68.999).

Los puntos fuertes de Cambiemos se dieron con los segundos puestos en Bariloche y Roca, donde la representación en el Concejo Deliberante la tiene el PRO, terminó siendo un tercer puesto en Cipolletti, con el jefe comunal (Aníbal Tortoriello) lanzando su reelección por estas horas, y en Viedma, quedó lejos de la pelea respecto al FpV, aún contando con el municipio, a cargo de José Luis Foulkes. En el resto de los municipios radicales, tampoco Cambiemos pudo alzarse con una victoria o un desempeño que brille. A excepción de Mabel Yahuar en Los Menucos, que se fue con Juntos, ningún intendente de la UCR tracciona un volumen de votos como para garantizar la pelea de una elección de índole nacional.

Cambiemos logró la expectativa en las PASO de poder pelear el acceso a una banca en octubre, algo que no será nada fácil, ya que debe llegar al 22 por ciento de los votos y que no lo doble el FpV en cuanto a votos. También debe agregarse el detalle de la concurrencia y que no habrá votos sueltos. Sin embargo, en términos anímicos, la alianza oficialista nacional, salió fortalecida del 13 de agosto.

……………………………………………………………..

El 80,46 por ciento de los votos válidos en la provincia de Río Negro, se canalizó en las otras seis opciones que no son Cambiemos, lo que marca claramente la oposición generalizada que enfrenta en estas tierras el gobierno de Mauricio Macri.

……………………………………………………………..

El tercer puesto de Juntos somos Río Negro en las PASO dejó al gobierno de Alberto Weretilneck, en estado de shock, y con un panorama desolador en octubre. No solo en la polarización nacional como sostiene a coro en el oficialismo (lo cual de ser así representaría un problema mayor en dos meses) están las razones de la amplia derrota, sino también en la marcha del gobierno de Weretilneck, así como en algunos de las intendencias, empezando por Bariloche (Gustavo Gennuso), Villa Regina (el incendiado, Daniel Fioretti) y también en Río Colorado (Gustavo San Román).

El domingo el cronista (ver en opinión “Con la derrota al hombro”), definió bastantes lineamientos respecto a Juntos y Weretilneck en las PASO, y entre ellos la caída del proyecto de reforma constitucional y re reelección, es el más trascendente respecto al 2019. Juntos no podrá contar en términos políticos con su principal espada electoral. Intentar forzar una salida judicial, tensaría al máximo la cuestión política en Río Negro, y seguramente en el propio Juntos, donde el vicegobernador, Pedro Pesatti, recita sus advertencias respecto a la cercanía al macrismo. Algo que, para ser exactos, expresaron desde el diez de diciembre de 2015, de una u otra manera, la inmensa mayoría de los rionegrinos. No estaría de más recordar lo que fue el paso de Macri por Viedma en febrero de este año.

……………………………………………………………..

Las elecciones PASO también dejaron en claro que el resultado electoral no está garantizado con la utilización de recursos públicos y saturación de publicidad en los medios de prensa, ya que Juntos por lejos, y luego Cambiemos, no significó demasiado.

……………………………………………………………..

EL 12,85 por ciento de los votos (47.984) que logró Magdalena Odarda, de la CC/ARI, muestran un retroceso respecto a comicios nacionales anteriores (2009-2013) y las provinciales del 2015. A excepción del segundo puesto en Viedma y el circuito Valle Inferior, donde superó el 20 por ciento de los votos y se ubicó segunda, la CC/ARI no logró consolidarse como tercera fuerza. De haberse mantenido la alianza con el Socialismo, que logró el 1,74 por ciento de los votos (6.499), tampoco habrían variado demasiado las cosas.

Las izquierdas, el Frente de Izquierda de los Trabajadores con el 3,96 por ciento de los sufragios (14.791) y la Izquierda al Frente por el Socialismo que logró el 2,15 por ciento de los votos (8.028), mostraron una presencia en el electorado.

……………………………………………………………..

El primer paso rumbo a octubre lo dio Cambiemos, que hará desembarca a la ganadora diputada porteña, Elisa Carrio, y al Jefe de Gabinete de Ministros de la Nación, Marcos Peña, en el Alto Valle, con el claro objetivo de avanzar sobre el electorado de la CC/ARI de Magdalena Odarda.

Para Juntos somos Río Negro en general, y Weretilneck en particular, evitar una fuga de votos en octubre hacia el FpV y Cambiemos, en menor medida, se convierte en su primer objetivo.






Noche del domingo 13 de agosto en General Roca

© 2009 | CORREO DE LA COMARCA | Todos los derechos reservados Introsite - Diseño y Desarrollo web