Imprimir
Disminuir texto
Aumentar texto
 
Punto de vista
Viedma y el durísimo traspié de Juntos en las PASO
04/09/2017 | Por Mario Abel

Dentro del resultado registrado en las elecciones PASO del 13 de agosto en Río Negro, donde el FpV se impuso amplia y contundentemente, el caso de Viedma resulta altamente significativo, ya que en la capital provincial no sólo también triunfo la misma fuerza, sino que el partido gobernante (Juntos Somos Río Negro), se ubicó en cuarto lugar detrás de la CC/ARI y Cambiemos.

En la estructura de poder de Juntos, Viedma se encuentra representada en la figura del vicegobernador, Pedro Pesatti. Expresa el peso del aparato estatal, el aporte nada despreciable de lo que significa el empleo público, y el apoyo de prácticamente todo el espinel de organizaciones de la sociedad civil y del campo sindical.

En el año 2005, cuando gobernaba el radicalismo de la mano de Miguel Saiz y Mario De Rege, era el vicegobernador, el FpV también se impuso ampliamente, pero sin embargo en la capital de la provincia, el triunfo perteneció al entonces oficialismo.

En las elecciones de mitad de mandato de aquel año, en la plenitud de Néstor Kirchner, en Viedma Hugo “Cacho Cuevas” logró 12.836 votos y Julio Arriaga (entonces candidato del Frente para la Victoria), 9234. No estaría de más recordar, que el ex intendente de Cipolletti era el “hombre y candidato” del senador, Miguel Pichetto, cuya referencia en términos políticos en la provincia no solo se expresaba en Sierra Grande sino también en Viedma.

Cuatro años después, en el 2009, el FpV con la candidatura a diputado nacional de Oscar Albrieu volvió a imponerse en Río Negro. También el radicalismo, que postulaba a Hugo Castañón, ganó en Viedma. Al igual que en las recientes PASO, segunda se ubicó Magdalena Odarda en la capital rionegrina. Por aquel entonces el vicegobernador, era Bautista Mendioroz, que ocupaba ese cargo por tercera y última vez.

En aquellas elecciones de junio del 2009, recordadas por la pandemia de gripa “A”, Castañón logró una ventaja de dos mil votos sobre Odarda, y tres mil sobre Albrieu.

En Viedma tanto en el 2005 como en el 2009, el radicalismo no solo tenía a los vicegobernadores De Rege y Mendioroz, sino también al fallecido intendente, Jorge Ferreira. Como partido del poder, en la capital provincial, el radicalismo podía perder elecciones de mitad de mandato de carácter nacional en la provincia, pero no en Viedma. Detrás de las figuras locales y junto a la del entonces gobernador Saiz, se impusieron en la capital de la provincia candidatos del Alto Valle y Bariloche, que fueron barridos por el FpV.

Los resultados del 2005 y 2009, años en que gobernaba el país Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner, desmienten en gran medida las explicaciones de los distintos integrantes de Juntos respecto a que en las PASO la elección se “nacionalizó” y la “gente votó a Cristina”. Con el FpV en la presidencia, en Viedma sus candidatos perdieron, el domingo 13 de agosto ganaron.

Las elecciones de mitad de término del 2013, para el cronista, no pueden ponerse como ejemplo, ya que por aquel entonces el FpV contenía también a lo que hoy es Juntos. Encabezaron la boleta en aquel entonces en el tramo a senadores, Miguel Pichetto, y en el tramo a diputados, María Emilia Soria. En esa elección, todo se redujo a un monólogo del FpV, donde solo se prestaba atención (al igual que en General Roca) al corte de boleta.

En las recientes PASO el FpV logró en Viedma 11.297 sufragios (más de mil votos menos que los que consiguió Cuevas en 2005); la CC/ARI, 7.871; Cambiemos (con el municipio gobernado por la UCR), 7.210; y Juntos, 5.966.

Las críticas del oficialismo local al primer candidato a diputado nacional, Fabián Gatti, se desdibujan por completo cuando se recuerda en Viedma los triunfos de figuras como Cuevas y Castañón.

El factor nuclear, que se incubó en Viedma y el oficialista Juntos desdeñó y caricaturizó en un principio, jugó un papel importante. Pero no único. Tampoco la “nacionalización”, parece explicar demasiado. Las razones deberían enfocarse, dado que Viedma es la capital de Río Negro, en el desempeño del gobierno provincial y en el escaso peso territorial del actual vicegobernador, Pedro Pesatti, y de la construcción de poder realizada desde las elecciones provinciales de junio de 2015.






Mendioroz-De Rege-Pesatti

© 2009 | CORREO DE LA COMARCA | Todos los derechos reservados Introsite - Diseño y Desarrollo web