Imprimir
Disminuir texto
Aumentar texto
 
Después del ruido...
A los piedrazos
29/09/2017 | Por Mario Abel

El retiro de la lista de diputados nacionales de Juntos somos Río Negro lejos de cerrar un capítulo para el olvido del oficialismo gobernante en la provincia, significó la apertura de un frente peligrosos e imprevisible a partir de la fisura que se abrió con el gobierno nacional y la delegación vernácula de Cambiemos, que envalentonada por el segundo puesto en las PASO y la posibilidad casi total de ingresar a Lorena Matzen a la cámara de Diputados, ahora se le anima al gobierno provincial y revela entretelones de una relación casi inexistente, pese a las aparicencias públicas contrarias.

La relación entre el gobierno provincial, y más precisamente de Alberto Weretilneck, con el gobierno nacional entró el colisión a partir del retroceso del proyecto de instalatar una central nuclear en la zona Este de Río Negro. La revelación de la trama de las negociaciones por el proyecto atómico del ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, es un hecho casi tan inédito como el retiro de la lista de candidatos de Juntos -como se anticipó el pasado viernes en este espacio de relfexión (Ver en opinión, "Tirar la toalla")-.

La carta pública de Aranguren mostró el comienzo del fastidio que existe con el gobernador que fue llevado, en exclusiva a la gira española de Macri y a la República Popular China, desde donde realizó por medio de una entrevista radial el anuncio del proyecto de la central nuclear.

Fuentes de Cambiemos, de esas que pueden mencionarse como a prueba de refutación, aseguraron al cronista que el malestar con AW en la Casa Rosada alcanzó, incluso, la definición de "autocrítica". Esta, no solo se enmarca en la cuestión nuclear, sino también en la manifestación por parte del gobernador al comienzo de la campaña de las PASO, de que con Macri la situación es "peor" que con Cristina Fernández de Kirchner. Ahí, puede señalarse sin margen de error, en el gobierno nacional comenzaron a conocer "realmente" a ese gobernador que un día se fue con Sergio Massa, luego volvió sobre sus pasos para apoyar la candidatura presidencial de Daniel Scioli, y a partir del inicio del gobierno de Macri, "parecía de Cambiemos", como le señaló al cronista en una entrevista el intendente de Viedma, José Luis Foulkes (http://www.correodelacomarca.com.ar/desarro_noti.php?cod=26203).

En ese marco de apariencia pública donde lo "institucional" se impone por sobre cualquier otra cuestión, llega a Viedma el ministro de Interior, Rogelio Frigerio. Poco antes de retornar en campaña a la ciudad, la candidata a diputada de Cambiemos, expresó que el gobernador buscó un acuerdo antes del retiro de la lista. La cruzaron, con ribetes misóginos incluso, pero expuso algo que más allá de que sea cierto o no es creíble, dada la endeblez política del gobierno de Weretilneck. Otra fuente de Cambiemos -deslizó-, que Matzen "se equivocó en decir lo que dijo", dejando en claro que la propuesta existió. También la semana pasada, se enfatizó que ya no había "márgenes" para un acuerdo, de acuerdo a la visión de un propio funcionario peronista del gobierno provincial, pero el gobernador lo forzó a pesar de la caída que anticipaban las encuestas para el mes que viene después del tercer puesto en las PASO. Voluntarismo puro.

Independientemente de los presagios de adónde caerá el porcentaje mayoritario de las casi 69 mil votos que logró Juntos el 13 de agosto, y que encuentran en Cambiemos el primer destino lógico, existe un grado de incertidumbre que encuentra en los propios resultados de las PASO un margen grande. Por empezar la senadora de la CC/ARI, Magdalena Odarda, pasó a ocupar el tercer puesto y también aparece como un destino seguro de no pocos votos de la lista que encabezó Fabián Gatti. También el FpV, especialmente en General Roca y en menor medida en Viedma, recogerá disconformes que comparten con Weretilneck que se vive "peor" con Macri que con CFK. Incluso el Frente de Izquierda y los Trabajadores, que postula en primer lugar a Norma Dardik y llegó casi al cuatro por ciento de los sufragios en agosto, puede captar votos que aún críticos del macrismo se resisten a poner la boleta del FpV. Esto podría suceder, por caso, en Bariloche.

El voto es de los votantes, algo que desde el sentido común puede parecer una obviedad, pero no lo es. Sin movimiento alguno hasta comienzos de esta semana, Juntos retrocedió del 18 por ciento de las PASO, a un 13 como se dijo la semana pasada, e incluso, otras fuentes indicaron un diez por ciento de intención de voto. El año 2015, donde se eligió desde presidente hasta intendente y todos los cargos legislativos, mostró en distintas ciudades y localidades rionegrinas que se puede votar de manera distinta en cada comicio. En Viedma ganó Scioli, con Macri tercero; Weretilneck con margen sobre Pichetto; y Foulkes en un mano a mano con Juan Manuel Pichetto. El mismo escenario se repite en Cipolletti, donde el intendente triunfador fue Aníbal Tortoriello que pasó del ARI al PRO, ante Abel Baratti (FpV). En ambos casos, Juntos no presentó candidatos.


................................................


La insistencia del gobierno provincial en enfocar el resultado de agosto vinculado exclusivamente a la polarización entre Mauricio Macru y CFK, además de ser sesgada, fue desacreditada esta semana por el propio Fabián Gatti. El candidato, que señaló acertadamente en una entrevista radial que al realizar la campaña tuvo de primera mano indicadores, sobre la cosas que se expresaban sobre la "gestión", y la cuestión nuclear. Indicó que "sondeos" señalaban que el 75 por ciento de los rionegrinos estaban en contra del proyecto de la central atómica (http://correodelacomarca.com.ar/desarro_noti.php?cod=26325).


................................................

Este viernes el gobernador, Alberto Weretilneck, recibió a la comitiva de Villa Regina encabezada por el presidente del Concejo Deliberante e "intendente interino", José Rayó. Este habló de "serios problemas financieros, nos está faltando plata para pagar los sueldos de agosto y tenemos que prever lo que se viene. El gobernador nos va a dar una mano importante ", aseguró. Por como vienen desarrollándose los hechos desde que se aprobó el inicio de juicio político a Daniel Fioretti, pareciera que la suerte de este ya se selló, y no precisamente en Villa Regina. Otro jefe comunal de Juntos en aprietos, es Gustavo San Román de Río Colorado.







© 2009 | CORREO DE LA COMARCA | Todos los derechos reservados Introsite - Diseño y Desarrollo web