Imprimir
Disminuir texto
Aumentar texto
 
Después del ruido...
El cielo por asalto
22/10/2017 | Por Mario Abel

El FpV en Río Negro, con el incuestionable triunfo de Marío Emilia Soria, terminó la reinvención que comenzó en las PASO de agosto pasado. Saltó del 41 por ciento de los votos a este domingo, en plena ola de Cambiemos con triunfos logrados en 15 provincias (incluida Buenos Aires), a casi la mitad del electorado, al conseguir el 49,23 por ciento de los sufragios válidos.

La lista del FpV se impuso, variando los porcentajes, en todo el territorio provincial, logrando captar el voto de un gran porcentaje de los sufragios que consiguió el oficialismo provincial, Juntos, en las PASO de agosto. Toda una señal, para el 2019, que muestra que la asociación de Juntos con Cambiemos es tóxica para una buena porción de sus votantes.

La reinvención del FpV, delineada por una profunda renovación de su línea dirigencial, lleva impresa el indisimulable sello del intendente de General Roca y presidente del PJ, Martín Soria. Agarró un PJ, columna vertebral del FpV, profundamente golpeado después del rotundo triunfo de Alberto Weretilneck frente a Miguel Pichetto en junio de 2015, y en poco más de dos años lideró una resurrección electoral cuyo valor aumenta cuando se mira como quedó pintado el mapa política nacional después de este 22 de octubre.

El triunfo de ME Soria, en perspectiva para el 2019, es el triunfo de un proyecto político opositor avalado por casi la mitad del electorado de Río Negro. Concitó la adhesión, con el PJ como eje central, de un electorado claramente opositor al proyecto de Cambiemos. El resultado de este domingo 22 de octubre en la provincia, ratificó la estrategia frentista, el perfil de oposición acérrima a Cambiemos/Juntos, y terminó por poner en carrera definitivamente a Martín Soria como el más serio postulante a la gobernación en 2019 en Río Negro. La hipotética alianza de los oficialismos, nacional y provincial, no garantiza un dique. EL proyecto re reeleccionista del gobernador, Alberto Weretilneck, quedó aún más trunco que en las PASO, con el tercer puesto de Juntos. No pudo, siquiera, influir sobre su propio electorado.

...................................................

En Viedma el triunfo del FpV este domingo, con un importante crecimiento respecto a las PASO (saltó del 32 por ciento al 41), marca que de cara a una elección municipal el radicalismo y Cambiemos deben prestar atención a la alarma roja que sonó este 22 de octubre. Sin la posibilidad de una nueva reelección para el intendente, José Luis Foulkes, el oficialismo local quedó diezmado como "partido del poder". En el FpV también el 2019 aparece ahora sí en el horizonte, y la presidente del bloque de concejales del FpV, Evelyn Rousiot, aparece como la "candidata natural a intendente" del proceso de renovación que se vive en la coalición opositora en general y en el PJ en particular.







Martín Soria en su reciente paso en campaña por Viedma

© 2009 | CORREO DE LA COMARCA | Todos los derechos reservados Introsite - Diseño y Desarrollo web