Imprimir
Disminuir texto
Aumentar texto
 
Después del ruido…
No todos los caminos conducen a Roma
01/12/2017 | Por Mario Abel

El voto a favor de la reforma previsional del gobierno de Mauricio Macri por parte de Miguel Pichetto, titular del bloque del FpV-PJ, terminó de hacer explotar en la coalición en Río Negro las contradicciones que fueron germinando desde el diez de diciembre del 2015 por el posicionamiento asumido por su último candidato a gobernador.

Como nunca antes la otra representante de Río Negro en el Senado, Silvina García Larraburu, con su voto negativo y la fundamentación del mismo, dejó tan al descubierto a su mentor, Miguel Pichetto, de quien comenzó a distanciarse cuando rechazó acompañarlo en la formula del FpV como candidata a vicegobernadora en las elecciones de junio de hace dos años atrás. La cálida bienvenida en el Senado que le dio a la ex presidente, Cristina Fernández de Kirchner, refleja mucho más que un distanciamiento, a esta altura, porque se trata de un inequívoco mensaje político.

Dentro del FpV en Río Negro la mirada que existe de CFK en términos generales sigue siendo positiva y de apoyo, a excepción de Pichetto, que aún antes de que la elijan en la provincia de Buenos Aires, le anticipó que se armara rancho aparte.
El electorado rionegrino, que es el que puede elegir o no a Pichetto nuevamente como senador en el 2019, es altamente opositor como quedó ratificado con el casi 50 por ciento de los votos del 22 de octubre en un escenario nacional desfavorable para la oposición, y dentro de ese universo de casi la mitad de los votantes, el “voto kirchnerista”, es no solo mayoritario sino determinante.

La reacción por el apoyo a la reforma previsional de Pichetto, que incluso termino aclarando que el proyecto es del gobierno nacional y que lo firmaron los gobernadores, también se explica por el fin del año electoral. Así como el senador espero a que termine el proceso electoral para relanzar, según dijo el mismo por pedido de Macri, el proyecto de la central nuclear, también dentro del FpV en Río Negro ahora que pasó el tiempo de las urnas empieza a emerger el descontento que concita Pichetto y su apoyo irrestricto desde el vamos al gobierno de Cambiemos.

Si bien la conducción del PJ aspira a que el Congreso que se realizará el 16 de diciembre en General Roca, transcurra en paz y amor, es imposible que no afloren las criticas contra Pichetto. No se trata de catarsis sino en perspectiva, de mantener una coherencia ideológica y también una línea de acción política que se ha mostrado sumamente eficiente y que fue validada en las urnas. Con el gobernador, Alberto Weretilneck, cada vez más cerca de Macri, como quedó demostrado con su discurso anti mapuche luego del operativo de Prefectura Naval en lago Mascardi el pasado sábado, que dejó la muerte del joven Rafael Nahuel, el FpV-PJ no puede ni debe (al menos para el cronista) correrse un centímetro de su posicionamiento contra el dúo M/W. Esta semana en la cámara de Diputados, María Emilia Soria, con su pedido de ampliación de juicio político contra la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, mostró el camino.

El momento actual del FpV-PJ, pero especialmente dentro de la columna vertebral de la coalición opositora en Río Negro, transcurre bajo la inconfundible muñeca del presidente e intendente de General Roca, Martín Soria. En el atardecer del viernes, encabezó un encuentro en Campo Grande, tierra del legislador, Ariel Rivero. M. Soria construye, desde su posición de liderazgo, una propuesta de contención para el vasto universo que es el FpV en Río Negro con el objetivo de ganar las elecciones provinciales en el 2019. Ese es el objetivo central, pero la cuestión nacional y el posicionamiento respecto al gobierno de Macri, y el rol que juega el propio Weretilneck en Río Negro en su calidad de gobernador sin posibilidad de continuidad en el cargo, vuelvan a este tópico en un frente que no solo no se puede desatender, sino que debe ser mirado a la luz de los últimos sucesos con particular atención.

……………………………………………………

Esta semana renunció a la titularidad de la Unidad Básica de Viedma, y ahora por escrito, el legislador, Raúl Martínez. El detonante, fue haber sido colocado como suplente en la comisión de seguimiento del plan Castello, lo cual rechazó. Su lugar es ocupado por Juan Manuel Pichetto, al cual desde el sector provincial y local vinculado a su padre el senador, lo dan como candidato a intendente en el 2019. JM Pichetto, al menos por ahora, no suelta prenda.

El final del FpV como fuerza nacional gobernante en diciembre del 2015, la coyuntura descripta anteriormente, algunos de sus promotores (que hasta hablan públicamente loas de figuras de Cambiemos como María Eugenia Vidal), la mutación que vivió en estos dos años el PJ de Viedma, y el llano, no lo ayudan a JM Pichetto, en caso de que efectivamente piense en ser candidato nuevamente a jefe comunal de la capital provincial. También, ha diferencia del 2015, cuenta con la candidatura ya lanzada de la titular del bloque de concejales, Evelyn Rousiot.

………………………………………………………

Tal como se anticipó en este espacio de reflexión el pasado viernes (Ver “Aparecen las definiciones sobre el plan Castello”), el gobernador, Alberto Weretilneck, viajó a New York (Estados Unidos), y también como se adelantó dos semanas atrás, terminó lanzando bonos/deuda por 300 millones de dólares, porque hasta ahí llegó el aval de Mauricio Macri, que pasó para el año que viene los 280 restantes que surgieron del aval parlamentario del 24 de mayo pasado. Sobre esta cuestión, releer, los dos últimos artículos de opinión.
………………………………………………………

Este sábado en el balneario El Cóndor y el domingo en Viedma, se lanzará públicamente Río, la fuerza que liderará la senadora, Magdalena Odarda, luego del divorcio con la conducción nacional de la CC/ARI, que se apresta a designar las autoridades de la intervención en la provincia. Llegaron a estas tierras concejales de distintas localidades, ex afiliados de la CC/ARI y simpatizantes, para comenzar a transitar una nueva historia.
………………………………………………………

El reemplazo de Erika Acosta en el Tribunal de Cuentas fue postergado hasta el año entrante, por el gobierno provincia, ante la falta de un nombre por imponer en lo que resta de diciembre. Acosta renunciará en el transcurso de este mes, y pasaría a subrogar en su lugar el fiscal de Investigaciones Administrativas, Marcelo Ponzone. Si bien existieron negociaciones con el FpV-PJ para su continuidad, estas quedaron en la nada, y desde el oficialismo se filtró el nombre como reemplazo de Acosta del asesor jurídico de la maceta de poder que le quedó a la UCR en la Legislatura, Sergio Ceci. Podría interpretarse como un intento de Weretilneck de recrear el vínculo con el poder que no se ve pero que existe, Daniel Sartor.






© 2009 | CORREO DE LA COMARCA | Todos los derechos reservados Introsite - Diseño y Desarrollo web